COMUNICADO SOBRE CAMPAÑA EN CONTRA DE LA EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL

Hace varios días que circula un audio invitando a las familias a ir a la marcha del 28 de octubre bajo el lema “Con mis hijos no te metas”. Y luego de escucharlo me sentí en la obligación moral y ética (porque les juro que las tengo) a escribir algo al respecto desenmascarando las mentiras y cuestiones mal planteadas en el audio. Voy por partes según como está en el audio.


1. ¿Por qué inicialmente habla sólo de las chicas? ¿Será que la educación sexual sólo da cuenta de la reproducción y el control de la reproducción es sólo cuestión de mujeres?
2. En la modificación se quiere sacar la objeción de conciencia para cada institución educativa. ¿Hay objeción de conciencia para enseñar sistema circulatorio? ¿o la caída de los cuerpos? ¿o la división política de los países? Los contenidos de sexualidad y género son contenidos como cualquier otro, “lo peligroso” es que enseña a que cada persona puede elegir qué y quién quiere ser. Enseña fuera de los mandatos familiares y como la familia es el pilar de las sociedades… Las familias pierden el poder de vigilar y de tener siempre el saber.
3. Promueve que personas externas entren a la institución a educar a los/as estudiantes, ¿cuál sería el problema de esto? Serían personas capacitadas, que ganaron un concurso y que van a transmitir los contenidos acordados por el Estado. ¿O acaso en las instituciones no invitan muchas veces a personas externas a dar una charla sobre algún contenido? Nuevamente, la institución no puede vigilar qué se va a dar.
4. Este punto es de un desconocimiento total sobre lo que es la Ideología de género. Sin embargo, comprendo la situación dado que durante años la sexualidad sólo estuvo ligada a los genitales y a las relaciones sexuales. Pero señora, ya es hora que se actualice y pueda discutir con argumentos.

Lo que se va a enseñar según el relato en las escuelas.
A niños y niñas se les enseñará que no son ni varones ni mujeres, que pueden indagar sobre su propia sexualidad y qué es lo que son realmente y quieren ser. Esto es maravilloso, que cada persona pueda elegir sin una norma. Plantea como algo malo dejar de lado los atavismos culturales y lo que sus padres les han dicho, cuando enseñar estas cuestiones genera personas críticas, que puedan argumentar sus elecciones porque realmente las han elegido y no se las han impuesto. Experimentar qué quieren ser. La gama de géneros es muy amplia. ¿Cuáles serían los extremos ridículos de búsqueda de géneros posibles? ¿No entrar en ninguna categoría preestablecida sería ridículo?

Se los sexualiza desde que son muy chiquitos, se les quita la inocencia. Frente a este dicho, insisto que lo que entiende por sexualidad está directamente relacionado con la genitalidad y el hecho de tener relaciones sexuales. Las personas somos seres sexuados desde nuestro nacimiento y es algo que vamos construyendo a lo largo de toda la vida, por lo tanto los niños y niñas también tienen sexualidad. Y van explorando y sintiendo placer en diferentes relaciones con el medio y con ellos/as mismos/as: cuando comen, cuando hacen caca, cuando alrededor de los 3 años se tocan el pene o la vulva, entre otras cosas. Es mentira que se les va a enseñar técnicas masturbatorias a los/as pequeños. Pero si ojalá se las enseñen a los/as jóvenes, a conocer su cuerpo y conocer lo que les gusta y lo que no.

Derecho a tener relaciones erógenas desde la más tierna infancia; todos/as los/as niños/as lo hacen aunque no esté escrito como derecho, la pena es que haya familias que los censuren.

Se les enseña el derecho a la terapia hormonal; bienvenido sea que las personas sepamos nuestros derechos y además, nos enseñen a defenderlos. Aclaro: hasta los 18 años se necesita el consentimiento de la familia para acceder a esta terapia.

La ideología de género sí es científica, proviene de las luchas e investigaciones de las ciencias sociales, que son ciencias. Además, aunque algo sea científico tampoco les gusta que lo enseñen, como por ejemplo, la Teoría de la Evolución.
En resumen, se pretende enseñar que podemos elegir qué y cómo queremos ser en cuanto a nuestra sexualidad. Si nos gusta vivir dentro de la norma o fuera de ella y que además podemos discutir y romper los límites de esa norma. Se pretende enseñar teniendo en cuenta los derechos de las personas y que sepan que pueden y deben reclamar por ellos y por lo que les parezca que deberían tener y aún no tienen. Esto es la Ideología de género señora.

Usted lo que quiere es que sus hijos no sepan sus derechos…

Con sus hijos ya se metieron, desde el día de su nacimiento. Ahora deje que los salvemos.

Dra María Victoria Plaza